Gracias a COVID-19, la experiencia del cliente se ha revolucionado. Las agencias de publicidad digital se han enfrentado a la oportunidad de crecer y evolucionar sus estrategias de marketing para adaptarse a las necesidades imprevistas de los consumidores. A medida que se desarrollan nuevas metodologías de medios, la función de la publicidad programática abarca más que simplemente generar más clientes potenciales y ventas. La misma le permite a una marca construir una imagen mejorada de sí misma de cara al consumidor, mientras a su vez satisface las mayores demandas y necesidades ofreciendo una oferta más rica de productos y servicios.

Los anunciantes, ahora más que nunca, están recurriendo a la publicidad programática para adoptar agilidad, facilitar el cambio a operaciones sin contacto, mientras adaptan y transforman la experiencia de sus clientes. Hay muchas ideas que vale la pena explorar y, en este artículo, discutimos algunas de ellas.

Aprovechar al máximo el presupuesto de marketing

A medida que el distanciamiento social se asimila en la vida cotidiana, la publicidad programática ofrece una solución creativa y rentable para enriquecer y ofrecer una experiencia más íntima al consumidor. Con nuevas personas que recurren a Internet para resolver sus necesidades diarias, se fortalece la oferta de datos para descubrimiento de audiencias, haciendo también que la comunicación sea más estratégica y eficiente.

La opinión tradicional era que la publicidad programática solo servía para objetivos de respuesta directa. Este pensamiento es ahora irrelevante. A través de las transiciones digitales provocadas por la pandemia, existe ahora una clara conciencia de que los canales digitales son, de hecho, clave para impulsar la participación del consumidor.

Entonces, la publicidad programática satisface dos consideraciones de costos. Por un lado, es una plataforma automatizada y optimizada sobre la cual comprar y vender espacios de medios publicitarios en tiempo real. Por otro lado, permite que una marca se conecte con su audiencia a un nivel más profundo aprovechando la abundancia de datos disponibles. Permite a los anunciantes ofrecer lo que el consumidor necesita en el momento en que lo busca.

Mantener la relevancia en un mercado desafiante

Cuando se impusieron los cierres comerciales, fueron aquellos establecimientos que refinaron su servicio de entrega (como las empresas de alimentos que introdujeron comida para llevar y las tiendas independientes que recurrieron a las tiendas digitales) quienes sobrevivieron para ver la luz al final del túnel. Estas empresas reaccionaron a los cambios repentinos y adaptaron su servicio a las nuevas necesidades de los clientes.

La publicidad programática ofrece un ambiente conveniente y eficaz para adoptar un mensaje de marca más reactivo y de mayor alcance. Aquellos anunciantes que han adoptado la capacidad de cambiar instantáneamente la dirección de su publicidad en este momento de incertidumbre siguen siendo relevantes a los ojos del consumidor.

Considere el nuevo requerimiento público de una mejor higiene y conexión humana. Los anunciantes que reaccionaron a estas nuevas prioridades reajustando su campañas publicitarias programáticas entregaron un mensaje más auténtico, relevante y compasivo a su audiencia. A su vez, transmitieron un sentido de confianza y confiabilidad por la voluntad de comprender y adaptarse a las necesidades de la audiencia, mejorando la experiencia del cliente. En consecuencia, al utilizar la publicidad programática en todo su potencial, una empresa no solo reduce el riesgo de volverse irrelevante en la era posterior a la pandemia, sino que en realidad aumenta su capacidad de crecimiento.

Aprovechar los datos y mantenerse a la vanguardia de las tendencias y comportamientos

Es innegable que Covid-19 ha provocado cambios en el comportamiento del consumidor, quien se ha volcado cada vez más al uso diario de Internet. Los anunciantes digitales tienen un mayor acceso al seguimiento del recorrido del cliente en línea que a través de una tienda física. Con la accesibilidad a dichos datos, los anunciantes pueden observar el desarrollo de los comportamientos de los consumidores y las nuevas tendencias del mercado. A través de la publicidad programática, pueden modificar y adaptar rápidamente sus campañas.

Además, los anunciantes pueden ver la competencia. ¿Qué campañas tienen más éxito y qué necesidades tratan de satisfacer las marcas de la competencia? La comprensión de qué campañas y servicios son más receptivos para los consumidores le permite a una marca ser pionera en su publicidad programática. En efecto, una campaña programática exitosa se construye a partir de la combinación de análisis la competencia y  de datos, traduciéndose en un mensaje de marca contextual y significativo.

La realidad por ahora

Mientras luchamos por la estabilidad global, una cosa es cierta; La publicidad programática permite una mayor flexibilidad, adaptabilidad y agilidad dentro de las campañas, y una estrategia mejorada para la participación de la audiencia objetivo. La publicidad programática no sólo es rentable, reactiva a los cambios en tiempo real y multifacética, sino que también ofrece una sensación de conexión y alivio a una audiencia que sufre un ciclo perpetuo de incertidumbre.

La publicidad programática facilita la oportunidad de transmitir un mensaje de marca que ofrece alivio, para mostrar a su audiencia que está escuchando y reaccionando a sus necesidades de transición. A su vez, también permite a los anunciantes mantener la relevancia en un entorno cada vez más desafiante y volátil.

Si está listo para implementar programas publicitarios integrales, EKN tiene el proceso, las personas y la tecnología para hacerlo realidad. ¡Hablemos!

 

Eikon Digital anunció hoy que ha cambiado su nombre y servicios y será ahora conocida como EKN, una compañía de marketing omnicanal apoyados en tecnología y estrategia de datos para optimizar el acceso a inventario de publicidad digital.

No se puede negar que los anunciantes han sostenido durante años una historia de amor con el marketing en redes sociales.

Desde colocar un volante de pergamino en un poste de luz en el siglo XVIII hasta las grandes vallas publicitarias 4K digitales frente a los aeropuertos de la actualidad...